Bebé de 14 meses necesita el fármaco más caro del mundo para salvar su vida. Cuesta USD 2.100.000