Bebé es inseparable de su hermano perruno, que siempre la protege. Está segura entre sus patas