Bebé odia dormir en su cama y se baja para acurrucarse con su perro. Es más cómodo que la almohada