Bebé prematuro midió como muñeco de Superman y pesó menos de 1 kilo al nacer. Hoy es un niño sano