Bocaditos de queso Philadelphia con galletas Oreo son el cielo en la tierra. Mezclan dos clásicos