“Bondadoso” gurú marcaba a seguidoras como ganado. Su conexión con México es un llamado de alerta