Británico murió luego de saltar a un río para salvar a su hijastra. Hoy es recordado como un héroe