Hay personas que están dispuestas a hacer cualquier cosa por el bienestar de sus mascotas.

No importa si esto signifique endeudarse, quedar en la calle o incluso perder la vida, para algunos sus animales son lo más importante.

Pixabay

Un buen -y trágico- ejemplo de esto es el caso de Pablo…

Ahora puedes leer el artículo de UpSocl sobre Buen viaje, Pablo: Saltó a un pozo de azufre por su perro y se quemó el 70% de su cuerpo. No aguantó.

También te puede interesar:  Esta tierna abuelita de 93 años tiene un corazón enorme. Decidió ir a ayudar a orfanato en Kenia

Seguir leyendo artículo en UpSocl.