Burger King y Budweiser han tenido una conversación rarísima en Twitter, y cada mensaje es más demencial que el anterior