Buzos locales encuentran un muñeco de Jason en el fondo de un lago en Arizona. Permanecía encadenado