Todos hemos cometido algunas locuras cuando estamos enamorados, nuestros instintos en ocasiones es más fuerte que el sentido común. Ahora imagínense cómo es en los animales, quienes tienen menos raciocinio y cuando les llega el momento de expresar sus sentimientos, no ven otra cosa.

Seguir leyendo artículo en UpSocl.