Cachorra gemía por ayuda tras ser amarrada en una casa abandonada. Menos mal, la escucharon