Cadena de favores, el curioso efecto dominó para ayudar a los demás sin tener que levantarte de la silla