Callejerito bendice con su pata a devotos fuera de un templo. Dicen que es un enviado de los dioses