Cantaba «I Want It That Way» de Backstreet Boys y la gente se le unió. Un buen clásico nunca muere