Casi no puede ver por una infección en sus ojos, pero no se dio por vencida. Es hora de sanar