Centro comercial tailandés reemplaza botones y pone pedales en sus elevadores. Evitan el coronavirus