Cerdita escapó de su casa y un vecino la encontró. Prometió cuidarla pero la sacrificó para comerla