Hay algunas mascotas que si bien son diferentes a lo que estamos acostumbrados, al verlas nos generan una ternura incontrolable. Un ejemplo de esto es el «cerdo flaco», un conejillo de indias bastante especial que carece de pelo en todo su cuerpo, exceptuando el hocico y las patas.

Durante…

Ahora puedes leer el artículo de UpSocl sobre «Cerdos flacos» cautivan al parecer hipopótamos de bolsillo. Tiernos y suaves, aún sin tener pelo.

También te puede interesar:  Gato no quería sacarse una foto y su amigo canino lo obligó. Es tan divertido que parece mentira

Seguir leyendo artículo en UpSocl.