Chayanne se saca la playera a los 50 años y demuestra por qué es el único torero que necesitamos