Chico de 13 vendió panes por un año entero para comprar el piano de sus sueños. Aguantó la pandemia