Chicos ayudaron a un mapache que había sido enterrado vivo. Aprendieron una lección de amabilidad