Científicos fotografían por primera vez a un bebé de martín pescador pequeño. Una ternura voladora