Científicos hallaron una pintura de 45.500 años en una cueva de Indonesia. La más antigua del mundo