Comerciante ambulante ideó ingeniosa barrera para seguir trabajando y evitar contraer el COVID-19