Cómo adopté a una gatita callejera y cómo me «engañó» para adoptar a sus hijos poco a poco

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Una mascota adoptada cambia dos vidas: la de la mascota y la de la persona que toma la decisión de adoptar. Más aún si se trata de un gatito callejero, que ni siquiera está en un centro de acogida. Se suele decir que los gatos callejeros te adoptan a ti, en lugar de adoptarlos tú. Esto…

Ahora puedes leer el artículo de La Voz del Muro sobre Cómo adopté a una gatita callejera y cómo me «engañó» para adoptar a sus hijos poco a poco.

Seguir leyendo artículo en LaVoz del Muro.

Ir arriba