La vida nos da sorpresas, sorpresas nos da la vida. El popular dicho toma fuerza con historias como esta. Claro, esta vez no se trata de humanos, sino de dos polluelos. Su nacimiento fue un milagro, algo insólito y digno de destacar.

Todo comenzó cuando Francesca, una amante de los animales,…

Ahora puedes leer el artículo de UpSocl sobre Compró una caja de huevos, la dejó en una incubadora y nacieron dos patitos. El milagro de la vida.

También te puede interesar:  Lo acusan de asesinar a su novia, pero según él fue un accidente. Dice que la evidencia es su pene

Seguir leyendo artículo en UpSocl.