Coro de 300 hombres gay interpretó el clásico “Noche de Paz” en lengua de señas. Apoyan la inclusión