Cuando llegan las tres de la tarde y no nos hemos llevado nada de comida a la boca desde el desayuno, lo más probable es que tengamos un hambre atroz; un hambre de esas que te comerías cualquier cosa que, remotamente, recuerde a algo comestible… y es que precisamente de eso venimos a hablaros…

Ahora puedes leer el artículo de Cabronazi sobre Cosas que parecen comida… pero que no lo son.

También te puede interesar:  La carta viral de una directora informando de que un niño iba a convertirse en niña

Seguir leyendo artículo en Cabronazi.