Criadero no la necesitaba y pidió que la sacrificaran. Voluntarios la tomaron y dieron en adopción