La dudosa higiene bucal del siglo XVIII hizo que Versalles impusiera la moda de no mostrar nunca los dientes, y mucho menos en los retratos.

Ahora puedes leer el artículo de Play Groung Mag sobre Cuando sonreír era tan indecente como tirarse un pedo.

Seguir leyendo artículo en PlayGroundMAG.

También te puede interesar:  La explosión de un laboratorio clandestino de drogas deja 7 heridos y un muerto