Cura retoma oficio de panadero para ayudar a los parroquianos más necesitados. Tiene una mano divina