David Fincher odió el Joker de Joaquin Phoenix. Dijo que era “una traición a los enfermos mentales”