De medallista de oro olímpico a repartidor de comida en Polonia: “Un campeón que no se rinde”