De usarlo cada día a olvidarlo: El adiós del sujetador gracias a la pandemia. No te extrañaremos