Dejó a su perro en el auto “por un momento”. Él aulló agobiado, pero sacar la nariz lo mantuvo vivo