Era 1994, y como cada día, el matrimonio de Wang Mingqing y Liu Dengying fue a trabajar a la frutería que regentaban en Chengdu, China. Al igual que siempre, llevaban de la mano a su primogénita Qfieng de solo tres años. La jornada trajo consigo las mismas rutinas, pero esa vez algo fue…

Ahora puedes leer el artículo de La Voz del Muro sobre Dejó su trabajo para hacerse taxista y encontrar a su hija. Lo consigue 24 años después.

También te puede interesar:  LOS SITIOS PREFERIDOS PARA LOS AMIGOS DE LO AJENO

Seguir leyendo artículo en LaVoz del Muro.