Destruyen a Beyoncé tras lanzar su nueva colección de ropa. Odian las fotos estampadas que usó