Dijo que regresaría a casa e ilusionó a sus padres. Lo “desheredaron” luego de hacer una cruel broma