El mundo del diseño es demasiado complejo para que nuestros limitados cerebros puedan entenderlo. Muchos se creen que diseñar un producto es fácil; algo que se puede hacer con los ojos cerrados… pero lo cierto es que no podrían estar más equivocados: no es lo mismo diseñar, que diseñar…

Ahora puedes leer el artículo de Cabronazi sobre Diseñadores que perdieron la cabeza por completo.

También te puede interesar:  Esta joven de 23 años puede convertirse en cualquier personaje ¡Estos son sus mejores trabajos!

Seguir leyendo artículo en Cabronazi.