Diseñan un nuevo tipo de virus que podría acabar con cualquier tipo de cáncer