Doctora en primera línea contra el COVID trabajó estando embarazada. Se negó a abandonar su labor