El saber nadar no es algo precisamente innato. Muchas veces hay que tomar clases, incluso los animales, al igual como lo hicieron dos osos polares bebés en un parque safari en el Mar Negro. Fueron abandonados por su madre al nacer, quien se negó a criarlos y alimentarlos, y cuatro cuidadoras…

Ahora puedes leer el artículo de UpSocl sobre Dos osos polares bebés huérfanos reciben su primera clase de natación. Superaron su miedo al agua.

También te puede interesar:  Mujer defiende teñir el pelaje de sus perros por diversión. Según ella “saben que se ven bien”

Seguir leyendo artículo en UpSocl.