Dos pingüinos le demostraron al mundo lo que es el amor. Dieron un romántico paseo por la playa