Se llamaba Irena Sendler y fue una de las mayores heroínas de la Segunda Guerra Mundial, al salvar a cientos de niños de origen judío del holocausto nazi. 

Su padre, médico en Otwock, un pueblo a 15 millas de Varsovia, murió de tifus contraído de uno de sus pacientes cuando ella tenía…

Ahora puedes leer el artículo de La Voz del Muro sobre Durmió y metió a cientos de niños vivos en ataúdes, cuando su historia se hizo popular, la premiaron.

También te puede interesar:  Diez Situaciones Graciosas Que Muestran Cómo El Internet Ha Cambiado Nuestras Vidas

Seguir leyendo artículo en LaVoz del Muro.