Ejemplos de hace 100 años que demuestran que vivimos en una película de ciencia ficción