El abrazo de un camello tras varios días sin ver a su dueño