El actor Christopher Walken nunca ha tenido teléfono o computadora. Prefiere comunicarse cara a cara