El bebé del “Nevermind” de Nirvana cumplió 30 años y decidió demandar a la banda por más de 2$ millones, así que la gente se burla de él