El chef Buddy teme no poder hornear un pastel de nuevo tras su accidente. Trabaja con sus manos